Palmeiras recuerda el 1° partido que jugó con su nombre tras tener que cambiarlo por la Segunda Guerra Mundial - RedGol

Palmeiras recuerda el 1° partido que jugó con su nombre tras tener que cambiarlo por la Segunda Guerra Mundial

El Verdao jugó su primer duelo con su nombre actual el 20 de septiembre de 1942. Todo se enmarca en la ya mítica situación que lo obligó a modificar su escudo y nombre por culpa del conflicto armado. 

Palmeiras recuerda los 76 años del primer partido que jugó bajo su actual nombre el 20 de septiembre de 1942 ante el Sao Paulo por el torneo paulista. El Verdao tuvo que cambiar su nombre original, Palestra Italia, por la declaración de guerra de Brasil a las potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial.

Video | Primer partido del Palmeiras

El Palestra Italia fue fundado en 1914 como un club para la amplia comunidad italiana en Sao Paulo y jugó bajo ese nombre hasta que en 1942 Brasil le declaró la guerra a Italia, Alemania y Japón, por lo que todos los símbolos que representaban a esos países fueron prohibidos. Esto tocó directamente al fútbol, que obligó a los tradicionales Palestra Italia de Sao Paulo –posteriormente Palmeiras- y el de Belo Horizonte –posteriormente Cruzeiro- a cambiar su nombre.

El Palestra Italia modificó su nombre el 14 de marzo del 1942 al Palestra de Sao Paulo, con el que disputó 31 duelos hasta que el 20 de septiembre de 1942 debutó con su nuevo nombre: Palmeiras. El partido fue uno clave por el torneo paulista ante el Sao Paulo en el estadio Pacaembu, que enfrentaba al líder, Palestra, con el tercero.

La historia cuenta que en las tribunas existía una fuerte presión ambiental en contra del Palestra, que si bien retiró de su escudo la palabra Italia, mantenía el fuerte apoyo de la comunidad italiana que fue reprimida por los brasileños al considerarse posibles enemigos. Sin embargo el equipo completo del Palmeiras saltó a la cancha con la bandera de Brasil, lo que despertó un rugido popular y un apoyo que sirvió para conseguir la victoria y encaminarse a su noveno título del torneo paulista, que en ese momento junto al torneo carioca eran las competencias más importantes del país, aún sin un campeonato nacional activo debido a las enormes distancias que hay en Brasil.

La presión de los hinchas llegó gracias a los medios brasileños que vinculaban al Palestra Italia con los enemigos de Brasil. Incluso hubo medios que ponían al equipo con camisetas negras, en referencias a las fuerzas de choque de los estados fascistas en Italia y Alemania.

Palmeiras alcanzó a jugar 853 partidos bajo el nombre de Palestra Italia y consiguió ocho torneos paulistas y un torneo Río Sao Paulo.

El capitán Adalberto Méndez recordó cómo se vivió el momento previo al trascendental partido ante el Sao Paulo y dejó en claro las razones de por qué decidieron entrar con la bandera de Brasil, país que efectivamente combatió con fuerzas militares en Europa, incluso siendo importante en batallas en Italia bajo el nombre de Fuerza Expedicionaria Brasileña, la comitiva más importante de un país sudamericano en la Guerra.

“Estábamos en las vísperas de un partido decisivo contra Sao Paulo. Rumores decían que habría un clima de mucha hostilidad por parte de la hinchada para nuestros jugadores, que realmente estaban preocupados. Percibí eso y noté también que nuestro entrenador, Del Debbio, tenía en manos una bandera brasileña. Yo sabía que la exhibición del pabellón nacional solo era permitida en eventos internacionales, pero tomé la responsabilidad y guie a los jugadores que entraran a mi lado, cargándola y mostrando la hinchada que sobrecolmaba el estadio de Pacaembu. Después de algunos segundos de sorpresa por parte de todos, fuimos muy aplaudidos y no hubo actos hostiles”, lanzó el primer capitán del Palmeiras y que además era capitán del ejército.

Ese episodio es conocido como "Arrancada Heroica" y le costó al capitán tener que salir del Palmeiras luego que el ejército lo transfiriera para Río de Janeiro y luego a Recife. "Después de nuestra Arrancada Heroica, fui víctima de muchas mentiras. Decían que yo sería una 'Quinta Columna', como también eran llamados los simpatizantes del nazismo. Recién en 1949 pude retornar a Sao Paulo, donde retomé mis actividades en el Palmeiras, donde fui director deportivo.... a pesar de las represalias, nunca me arrepentí de lo que hice...Si hoy el estado de Sao Paulo es grande, lo debe a la colonia italiana", remarcó al sitio oficial del Palmeiras.

Foto: Palmeiras