Mauricio Pinilla habla de lo humano y lo divino con Los de Abajo: "Hace poco aprendí a disfrutar la piscolita" - RedGol

Mauricio Pinilla habla de lo humano y lo divino con Los de Abajo: "Hace poco aprendí a disfrutar la piscolita"

El delantero de Universidad de Chile se confesó en una extensa entrevista con el canal de Youtube de la barra de los azules. "Cuando me retire del fútbol voy a ir al estadio y me convertiré en un hincha más", aseguró.

Una extensa e íntima entrevista en los mismos pasillos del Estadio Nacional, Mauricio Pinilla reveló varios de sus secretos en una distendida conversación con el canal de Youtube de la barra Los de Abajo. El delantero confiesa varios de los placeres y temores que han recorrido su carrera desde principios de siglo.

"Tengo hartas experiencias en el estadio Tengo una foto muy linda con mi padre y yo de seis meses, viendo a la U en ese sector de allá", dijo Pinigol recordando los orígenes de su fanatismo por los universitarios. No en vano, asegura que cuando deje el fútbol profesional volverá al sector de la barra. "Cuando me retire, voy a entrar (a la barra) y será mi retiro del fútbol para ser un hincha más", adelantó.

Pero tambien hubo espacio para los gustos del delantero. "Hace poco tiempo aprendí a difrutar la piscolita, a veces el fin de semana me tomo un trago de bajativo. Y cuando hacer calor, me gusta la cervecita, la Sol. Soy de asadito, no me gusta la comida rápida aunque a veces tengo que ir con mis hijos. Y mi comida favorita me la impuso mi mujer: carne con puré. Comemos como tres veces por semana", agregó.

Otro gusto desconocido de Pinilla es el tiro. "Me gusta disparar, con fusil, escopeta y pistola. El tiro skeet y los platillos me gustan mucho. Tengo una casita en Longaví y es mi refugio. Me gusta el campo y los ríos, el sur de Chile es mi destino favorito", explicó.

Y también tuvo espacio para hablar de mujeres, específicamente de la evolución de sus gustos. "Siempre fui de morenas y terminé casado con una rubia. Ahora me quedo con las rubias", completó.

Fotos: Los de Abajo