Libreta de notas: jugador por jugador, la evaluación de la selección chilena del recambio en su gira europea - RedGol

Libreta de notas: jugador por jugador, la evaluación de la selección chilena del recambio en su gira europea

Gabriel Arias, Guillermo Maripán y Miiko Albornoz quedaron anotados con destacador en el cuaderno de Reinaldo Rueda de cara al anhelo de sumar nuevas caras para la Roja de cara a la Copa América de 2019.

Veintitrés jugadores utilizó Reinaldo Rueda en los tres partidos de la gira europea con la que la Roja cerró su temporada internacional. El equipo chileno perdió con Rumania (3-2), derrotó a Serbia (1-0) y empató con Polonia (2-2), en un balance a todas luces positivo para un contingente con poca experiencia a este nivel.

Revisemos, uno a uno, el cometido de los seleccionados chilenos en el Viejo Continente.

Gonzalo Collao (5,0): un par de errores ante Rumania empañaron su promisorio debut. Carta a futuro.

Gabriel Arias (6,0): tras un gran estreno ante Serbia, sufrió ante Polonia. Pero borró a Toselli y aunque le falta comunicación, sus condiciones lo dejan en excelente posición de competir.

Paulo Díaz (5,5): alternó buenas y malas, pero sumó suficientes votos para quitarle el puesto a Mauricio Isla. Muy atrevido en ataque.

José Bizama (-): pocos minutos ante Rumania y Serbia, sin demasiado brillo.

Guillermo Maripán (6,0): el mejor de la gira. Marcó dos goles, aportó fuerza y altura en la zaga y disimuló algunos problemas en la salida gracias a la movilidad del equipo.

Igor Lichnovsky (4,5): titular y errático ante Rumania, no sumó más minutos en la gira.

Francisco Sierralta (-): pocos minutos ante Polonia para evaluar.

Enzo Roco (5,5): se consolidó como pareja de Maripán en la zaga, con un nivel que no había mostrado cuando compartió la zona con Gary Medel, mostró criterio en la distribución y fue capitán.

Sebastián Vegas (4,0): el diestro tuvo muchos problemas como lateral izquierdo y Miiko Albornoz le ganó el quién vive. Salió muy molesto ante Polonia.

Miiko Albornoz (6,0): una renovada versión del nacido en Suecia lo instala como alternativa seria al relevo de Beausejour. Fue inédito capitán ante Rumania y le anotó un golazo a Polonia.

Gary Medel (5,5): noble labor del Pitbull. Perdió vacaciones por estar con la selección ante Rumani y el equipo decayó tras su salida. Ejemplar.

Lorenzo Reyes (5,5): el hombre de la U fue inamovible y cumplió. Corrió más que nadie y anotó un gol, pero cometió algunos errores de entrega en su zona que le impiden ponerse a la altura de Vidal o Aránguiz. De todas formas, un nuevo nombre.

Erick Pulgar (5,0): el chileno con más minutos en Europa llegó muy "jugado" a la gira y solo sumó minutos contra Serbia. Las lesiones lo condenaron a un escaso aporte.

Jimmy Martínez (5,0): debutó en la Roja con 21 años y, aunque no gravitó, se mostró con un aplomo y personalidad que prometen, hasta para rematar de distancia contra los polacos.

Diego Valdés (5,5): su gol contra Polonia ratificó sus características de volante mixto con llegada, aunque lejos del estilo distributivo que encarnaba Jorge Valdivia con la 10.

Ángelo Araos (-): recién ingresó en el último partido ante Polonia y no pudo mostrar las condiciones que han dado que hablar en su fútbol.

Ángelo Sagal (5,0): como puntero derecho, aporte discreto. Escalando por la izquierda, punzante y asistidor. Una incógnita que deberá seguir desarrollando al alero de la Roja.

Nicolás Castillo (4,5): expulsado por ansioso ante Rumania, mantuvo las ganas y la poca definición frente a Polonia. Se mantiene en deuda con la selección chilena.

Cristián Cuevas (-): pocos minutos ante Polonia para evaluar.

Ángelo Henríquez (4,0): ingresó ante Rumania y Serbia, pero no pudo definir una clarísima ante los balcánicos. No gravitó.

Felipe Mora (4,0): muy liviano ante el rigor de las defensas europeas, se diluyó como su última temporada en Cruz Azul. No ha vuelto a ser el de la U.

Martín Rodríguez (4,0): talento a cuentagotas que a Reinaldo Rueda no le alcanza. El externo no aprovechó las oportunidades.

Junior Fernandes (5,0): torpe en la marca, ansioso en el ataque, su aporte físico no tuvo demasiado efecto. A los 30 años, no pudo descollar para apurar a los más consagrados.

Fotos: Agencia Uno y Carlos Parra/ANFP