Sifup acusa a Palestino de prácticas “nafastas e ilegítimas” para despedir a cuatro jugadores con contrato - RedGol

Sifup acusa a Palestino de prácticas “nafastas e ilegítimas” para despedir a cuatro jugadores con contrato

Desde el ente gremial criticaron duramente las salidas de Marcos González, Sebastián Toro, Diego Díaz y Luis Díaz, quienes tenían vínculo hasta 2018 y 2020 respectivamente, escudados en cláusulas arbitrarias y abusivas.

Sifup realizó una dura acusación contra Palestino y calificó como “nefasto e ilegítimo” el actuar del cuadro árabe con cuatro de sus ex jugadores a quien desvinculó de manera arbitraria antes del cumplimiento del contrato.

Se trata de Marcos González, Sebastián Toro, Diego Díaz y Luis Díaz, quienes fueron despedidos a fines de diciembre pasado con el amparo de una cláusula de contrato que desde el ente gremial consideran abusiva, puesto que en un principio el club se negó a cancelar la indemnización correspondiente.

“Palestino ha sido el único club con el que hemos tenido problemas con cláusulas de este tipo, las que sorprendentemente han sido registradas por parte de la ANFP”, sostuvieron desde el Sifup.


COMUNICADO COMPLETO

El Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales pone en conocimiento a sus asociados del nefasto e ilegítimo actuar que ha mantenido dicho club con algunos de sus jugadores.

1.- Con fecha 26 de diciembre de 2017, Palestino despidió anticipada e injustificadamente a los jugadores Marcos González, Sebastián Toro, Diego Díaz y Luis Díaz. Los dos primeros tenían contrato hasta el término de la temporada 2018, mientras que Diego y Luis Díaz mantenían relación contractual hasta el término de la temporada 2020.

2.- La salida anticipada significaba no pagar a los jugadores los meses que les quedaban de contrato, aludiendo en la carta de despido una cláusula que se encontraba en sus anexos de contrato y que establecía una facultad unilateral para que Palestino pusiera fin -antes del vencimiento del plazo- a los contratos de los jugadores. Esta señalaba que: “El Club Deportivo Palestino SADP; tendrá la facultad de poner término anticipado al contrato de trabajo suscrito por las partes por decisión del Directorio…”. Esto contradice absolutamente el plazo de duración de los contratos, reservándose una facultad arbitraria para terminar el vínculo a su sola voluntad, lo que va en contra de cualquier normativa tanto nacional como internacional que regule la actividad.

3.- Palestino ha sido el único club con el que hemos tenido problemas con cláusulas de este tipo, las que sorprendentemente han sido registradas por parte de la ANFP.

4.- Atendido lo anterior, nuestros cuatro compañeros de profesión tuvieron que demandar judicialmente al club a fin de que les pagaran los meses que les quedaban de contrato, puesto que se negaron a cancelar lo adeudado.  A través de las demandas llevadas a cabo ante los Tribunales Laborales, nuestros asociados lograron que su empleador les pagará una suma de dinero que los dejara conforme con sus pretensiones, lográndose un avenimiento en todos los casos.

5.- Respecto de Luis Díaz, luego de ser desechado por Palestino, fue a probarse a Deportes Iberia, donde firmó un Contrato de Trabajo de Futbolista Profesional Nº 0509, faltando solamente el registro de este contrato ante el Ente Rector, situación que debía ocurrir con total normalidad. Sin embargo, Palestino, a través de su Gerente Deportivo Sr. Roberto Kettlun (ex jugador de fútbol profesional), en una actitud reprochable, se contacta con personeros de Club Deportes Iberia a fin de amenazarlos, indicándoles que si registraban el contrato de su ex jugador Luis Díaz, cobrarían los derechos de formación por los 6 meses que estuvo inscrito en los registros del fútbol joven de Palestino. Este es un comportamiento inaceptable desde cualquier punto de vista, actuando a modo de represalia por el dinero que se vieron obligados a desembolsar en los avenimientos celebrados judicialmente con los jugadores que el mismo Club despidió de manera anticipada.

6- Lo anterior, a pesar de no tener fundamento alguno para cobrar dichos derechos, en virtud que el Club Palestino despidió al jugador sin justa causa, actitud que denota claramente que Palestino no está interesado en cobrar los dineros por derechos de formación, sino que desea “cortarle las piernas” a un joven futbolista profesional que, no hizo otra cosa, que hacer valer sus derechos.

7.- Finalmente, este Sindicato velará porque nuestro asociado sea inscrito por Club Deportes Iberia como futbolista profesional y otorgará todo el apoyo que sea necesario ante cualquier eventualidad, ya que ningún ente que interviene en nuestro fútbol puede tolerar acciones como las descritas. Esperamos que conductas como las de personeros de Palestino se erradiquen de nuestro fútbol profesional, tomando en consideración que las facultades unilaterales de un Club para decidir la continuidad o no de un jugador con contrato vigente, se extinguieron desde que entró en vigencia la Ley 20.178, que reguló los contratos de los deportistas profesionales, es decir, hace casi 11 años, y que sorprendente, a la fecha, el Club Deportivo Palestino desconoce y contraviene.

Foto: Agencia UNO