Los seleccionados noruegos cobran igual a las mujeres y en Uruguay donan sus premios ¿Se puede hacer en Chile? - RedGol

Los seleccionados noruegos cobran igual a las mujeres y en Uruguay donan sus premios ¿Se puede hacer en Chile?

En Chile la diferencia es brutal en cuanto a la remuneración por representar al país. En otros países es un problema superado.

En Chile no hay mujeres que puedan dedicarse y vivir del fútbol, sólo algunos clubes ofrecen una ayuda de unos 80 mil pesos a las futbolistas, con algunas excepciones como la de la argentina Estefanía Banini, quien en su momento ganaba 300 mil pesos en Colo Colo.

En la selección chilena no cambia el panorama, pues ninguna jugadora es remunerada por representar al país y la única posibilidad que tienen de recibir un piticlín es clasificar a un Mundial, tal como lo hicieron en La Serena.

“Estamos trabajando para que el fútbol femenino se profesionalice… Por primera vez la ANFP nos pagará premios”, reconocía Tiane Endler tras el segundo lugar en la Copa América. Carla Guerrero era un poco más dura: "He dejado muchas cosas por el fútbol y el fútbol no nos da nada. A mí el fútbol no me da nada".

María José Urrutia también celebraba que por fin tendría un premio: “Desde que comencé no he recibido un peso, salvo en 2007, cuando clasificamos con la Sub 17 al Mundial de Trinidad y Tobago y nos pasaron mil dólares a cada una. Ahora nos entregarán el premio por clasificar al Mundial de Francia, aunque ni sé cuánto será”.

Después del logro de las chicas, la ANFP se está poniendo las pilas y Sebastián Moreno, gerente general del organismo ya comunicó que se vienen reformas. “La Federación hará un ingreso de recursos a esta nueva liga de 850 millones de pesos anuales”, dijo el dirigente y luego añadió: “Hoy las bases del fútbol femenino no están reconocidas en el reglamento de la ANFP y eso lo haremos ahora en el próximo consejo de presidentes, de mayo, donde queremos cambiar los estatutos”.

Precaria situación que aún está a años luz de lo que pasa en Noruega, donde en 2017 se llegó a aun acuerdo para que ellas ganen lo mismo que ellos. La selección femenina ahora tiene un presupuesto de 640 mil euros gracias a que los hombres cedieron sus ingresos comerciales.

Un gesto de solidaridad que también tuvieron los jugadores de la selección uruguaya que ofrecieron su dinero proveniente de los premios. No a la mujeres, pero sí a sus colegas de la segunda división de aquel país, que pasaba por una crisis.

Entonces, si la mayoría de los jugadores de la selección chilena juegan en Europa y ciertamente no sufren problemas económicos ¿Por qué no donar el dinero de sus premios a las futbolistas de las Roja femenina que acaban de darle una gran alegría al país?