Van Dijk estuvo a punto de morir en 2012 cuando jugaba en Groningen e incluso escribió un testamento - RedGol

Van Dijk estuvo a punto de morir en 2012 cuando jugaba en Groningen e incluso escribió un testamento

El defensa central más caro de la historia sufrió con apendicitis, peritonitis y una infección renal que lo dejaron al borde de la muerte y sólo la intervención de su madre lo salvó.

En 2012 cuando Virgil Van Dijk tenía 20 años y jugaba en FC Groningen estuvo cerca de la muerte. El actual defensor del Liverpool sufrió con una apendicitis, peritonitis y una infección renal que lo tuvieron muy mal y lo hicieron escribir un testamento para blindar a su madre.

"Virgil estaba enfermo, pero no sabíamos hasta qué punto. Al principio pensamos que tenía gripe. Estuvo en casa unos días y con mucho dolor. Fue al hospital local, pero no pudieron encontrar nada, por lo que lo enviaron de vuelta a casa", manifestó Dick Lukkien, el entrenador de la reserva de Groningen, a FourFourTwo.

Y agregó que "el dolor empeoró y cuando su madre viajó para verlo, se dio cuenta de lo grave que era la situación. Ella lo llevó a otro hospital, lo que resultó ser crucial. Me sorprendió. Cuando regresó al club, había cambiado de un hombre grande a uno arrugado. Afortunadamente, logró recuperarse bastante rápido".

El mismo Van Dijk habló de su durá experiencia y recalcó que "mi vida corría peligro. Mi madre y yo oramos a Dios y discutimos posibles escenarios. En algún momento tuve que firmar algunos papeles. Fue una especie de testamento. Si muriera, una parte de mi dinero iría a mi madre. Por supuesto, nadie quería hablar de eso, pero teníamos que hacerlo. Podría haber terminado".

Finalmente el defensor se recuperó y un año después fue vendido al Celtic donde tuvo su gran vitrina en el fútbol europeo para después llegar al Southampton y despegar en la Premier League.

Foto: Getty Images.