Hermanos Pippo y Simone Inzaghi se enfrentan este miércoles en un Bologna-Lazio que ni su papá quiere ver - RedGol

Hermanos Pippo y Simone Inzaghi se enfrentan este miércoles en un Bologna-Lazio que ni su papá quiere ver

El mayor de los Inzaghi se juega el puesto en el duelo más atractivo de la 18ª fecha de la Serie A italiana, que a la usanza del Bozing Day se disputará completamente este miércoles post Navidad, a las 11:00 horas de Chile.

Lo bueno, se copia, piensan en la Serie A de Italia. Y es que este miércoles 26 tendrán por primera vez una jornada completa de partidos después de Navidad, a imagen y semejanza de la tradicional jornada de Boxing Day que se toma esta fecha en el fútbol inglés.

Y aunque hay partidazos -Inter vs Napoli, Atalante vs Juventus y Roma vs Sassuolo tienen buen pronóstico- será un choque muy particular el que acapare la atención del planeta fútbol. Bologna recibirá a Lazio en el duelo que por primera vez pondrá frente a frente a los hermanos Filippo y Simone Inzaghi, cada uno en una banca.

Será la novena vez que se encuentren en sus carreras profesionales, pero la primera vez que lo harán como entrenadores. Y lo peor es para Pippo, el hermano mayor, que si pierde en el Renato Dall'Ara muy probablemente se despida del equipo que integra el lesionado chileno Erick Pulgar.

El conjunto rossoblú está en zona de descenso y perdiendo dramáticamente terreno en la ruta a la salvación. Y así lo entiende Pippo. "Sin duda será una emoción, especialmente para nuestra familia. Pero apenas suene el pitazo inicial, cada uno pensará en su equipo. Debemos hacer un partido perfecto para ganar", adelantó.

Calcado habló Simone. "Será emocionante enfrentarme a mi hermano. Como nos sucedió cuando éramos futbolistas, también será emocionante para mis padres", digo Inzaghino. Y la tensión creció al punto que Pippo le pidió al padre, Giancarlo, que fuera al estadio.

"¿Si hincharé por uno de los dos? Absolutamente no. No sé qué pensar. A Simone le sirve el triunfo para meterse en zona de copas europeas, mientras que a Pippo necesita una victoria sin falta. Por eso no quería ir al estadio, pero Pippo me convenció de ir con su madre Marina", completó Papá Inzaghi.

Fotos: Twitter Lazio y Bologna