En Brasil adelantan que La Calera debe aumentar la capacidad de su nuevo estadio para recibir a Chapecoense - RedGol

En Brasil adelantan que La Calera debe aumentar la capacidad de su nuevo estadio para recibir a Chapecoense

Los cementeros enfrentarán al Chape por la primera ronda de la Copa Sudamericana. La Conmebol exige un aforo mínimo de 10 espectadores para las rondas iniciales y, a espera de su inauguración, el Nicolás Chahuán está diseñado para recibir sólo 9 mil personas.

Unión La Calera se desinfló el segundo semestre, pero el gran comienzo de año le alcanzó para terminar el Torneo Nacional clasificado a la Copa Sudamericana 2019, la primera incursión internacional de los cementeros en su historia.

Los caleranos enfrentarán al Chapecoense en la primera fase del torneo y en Brasil ya se habla del cuadro nacional.

“Frente al Chape: Unión La Calera de Chile es debutante en competiciones internacionales”, consignó Globo Esporte en su análisis agregando que “Chapecoense ya tiene el primer adversario en la búsqueda de su segunda Copa Sudamericana. El verde tomará a un debutante en competiciones internacionales, el Unión La Calera de Chile”.

Complementan: “Unión La Calera vive un momento de ascenso en su historia. Después regresar a la primera división en 2017, el club hizo un buen campeonato hasta ocupar la tercera posición, con 10 victorias en 15 partidos. El segundo semestre, sin embargo, fue lejos de lo esperado. El Cementero no superó la pérdida de jugadores importantes, como el portero Gabriel Arias y el artillero Brian Fernández, y llegó a sufrir ocho derrotas consecutivas. La mala fase resultó en la dimisión del técnico Víctor Rivero”.

Por otro lado, el medio brasilero destaca la presencia del hijo del Cholo: “llama la atención, por ahora más por el nombre que por el fútbol, Gianluca Simeone. El delantero de 21 años es hijo de Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid, y hermano de Giovanni Simeone, de la Fiorentina. El joven llegó al club chileno esta temporada, tras pasar por el Frosinone”.

Antes de cerrar, anticipan un pequeño gran detalle: el recién reconstruido estadio de La Calera deberá sufrir una manito de gato, pues su aforo no alcanza el mínimo estipulado por la Conmebol para el torneo.

“Unión La Calera juega sus partidos en el recién construido Estadio Municipal Nicolás Chahuán. A pesar de lo nuevo, el recinto es pequeño y sólo alcanza a los 9.200 aficionados. Por eso, el club necesitará colocar una grada móvil para aumentar la capacidad en mil lugares y llegar al mínimo exigido por la Conmebol para la primera fase de la competición”, sentenciaron.