Desde Wanderers al Atlético de Madrid, el mundo del fútbol llora la muerte de Paco Molina - RedGol

Desde Wanderers al Atlético de Madrid, el mundo del fútbol llora la muerte de Paco Molina

El ex volante naturalizado que llegó a Chile en 1939 a bordo del buque Winnipeg murió en Antofagasta a los 89 años.

Puede resultar una frase cliché, pero decir que el fútbol está de luto, se ajusta perfectamente a la realidad cuando hablamos del deceso de Franciso Molina Simón.

El "Paco" llegó a Chile en 1939, cargado de ilusiones, se crió en el puerto de Valparaiso, donde desde pequeño demostró sus dotes de buen jugador en las pichangas a los pies de los cerros.

Profesionalmente, debutó en Santiago Wandereres, para luego ser transferido a Universidad Católica. Sus buenas actuaciones lo hicieron merecedor de una nominación a la Selección Nacional, donde en 1953 "la rompió", siendo figura del Sudamericano de ese año y convirtiéndose en el goleador del mismo con 8 tantos. Esto le significó enrolarse en el Atlético Madrid, club en el que convirtió 33 goles en 67 partidos, siendo el primer jugador chileno goleador en esas tierras.

Su legado dejó huella en Madrid, por eso el "Aleti" le rindió tributo en su cuenta de Twitter:

Luego de sus paso por los "Colchoneros", volvió a defender los colores de Audax Italiano donde salió campeón en 1957, Union Española, otra vez la Católica (ganó el campeonato de 1961) para terminar definitivamente en Coquimbo Unido.

Registó 231 partidos oficiales y pese a ser volante, convirtió la no despreciable suma de 112 goles.

Como entrenador dirigió a Coquimbo, La Serena, Unión Española, Colo Colo, Antofagasta, O'Higgins y Everton.