Capitán de Ñublense y el pacto: "Queríamos atacar, pero los de Copiapó pedían que nos calmáramos" - RedGol

Capitán de Ñublense y el pacto: "Queríamos atacar, pero los de Copiapó pedían que nos calmáramos"

Octavio Pozo reconoce que vivió "un momento complicado" y que "hay que estar dentro de la cancha para entender lo que pasa", después del polémico empate en la última fecha del Campeonato de Primera B, que sentenció la permanencia de chillanejos y copiapinos.

Ñublense y Copiapó terminaron el Campeonato de Primera B con un polémico empate 1-1 en Chillán, resultado que garantizó la permanencia de ambos conjuntos en la categoría y condenó a San Marcos de Arica al descenso a la Seugnda División Profesional.

El problema estuvo en el desarrollo del partido, que terminó entre pifias de los seis mil asistentes al estadio, porque los equipos se negaban a atacar y pasar la mitad de la cancha, de modo que evitaran una derrota que los pusiera en riesgo de descenso.

Y aunque no han querido hablar de "pacto", el capitán de Ñublense Octavio Pozo salió a dar la cara y explicó que "hay que estar dentro de la cancha para entender lo que pasa en la cancha, pero nunca quisimos ir para atrás", en declaraciones al diario La Discusión.

Según el mediocampista, "yo soy bien profesional. Nadie se salva solo. En un momento me miraba con Roberto Reyes y Luciano Gaete y queríamos atacar, pero los de Copiapó nos pedían que nos calmáramos. Se vivió un momento complicado. Me fui de puteadas porque quería presionar", reconoció.

Lo cierto es que si bien el empate aseguraba a Copiapó en la categoría, una victoria de último minuto de Arica sobre Wanderers pudo mandar al descenso a Ñublense. En definitiva, el empate 2-2 en Playa Ancha y el 1-1 en Chillán decretaron la caída del Bravo a Segunda División Profesional.

Fotos: Agencia Uno