Comenzó el juicio contra el presunto autor del atentado al Dortmund: El objetivo habría sido desplomar las acciones del club - RedGol

Comenzó el juicio contra el presunto autor del atentado al Dortmund: El objetivo habría sido desplomar las acciones del club

Sergei W enfrenta acusaciones que podrían llevarlo a la cadena perpetua en la cárcel. Según el juzgado no le importaba matar a algún jugador y así ganar dinero con la especulación financiera.

Comenzó el juicio contra Sergei W, el presunto autor del atentado en contra del bus del Borussia Dortmund que dejó a Marc y a un policía heridos tras tres explosiones que afectaron al plantel germano en la previa de un duelo de Champions League ante el Mónaco.

Según el juzgado alemán, el presunto autor realizó el atentado con la finalidad de provocar crisis en el club y generar un desplome en el precio de las acciones. El sospechoso adquirió el mismo día del ataque derechos de venta de acciones a futuro del club por 44mil euros, teniendo la intención de especular y generar en ventas unos 500mil euros. Sin embargo el atentado no provocó el desplome y sólo le generaron 5900 euros.

Sergei nació en Rusia y se trasladó a Alemania a los 14 años. Es electricista y su macabro plan tenía como opción incluso asesinar a algún jugador con la idea de que el pánico le permitiera generar una gran cantidad de recursos.

“Su presunto objetivo consistía en desplomar el precio de las acciones con el ataque y ganar medio millón de euros. Nunca hemos vivido un ataque que termina siendo una pérfida forma de manipulación bursátil”, destacó el juzgado.

Sin embargo la defensa del joven apelará a demostrar que no tuvo la intención de matar a nadie sino que asustar a los jugadores. Según el abogado el autor no tuvo intención de dañar a nadie: “solo un pedazo de metal acabó dentro del autobús. Si un jugador falla un gol desde una distancia de cinco metros, hay que preguntarse ¿no lo pudo hacer o no lo quiso hacer?”, comentó la defensa.

Se espera que la resolución del caso esté lista en marzo, casi un año después del atentado del pasado 11 de abril en las afueras de Dortmund cuando el plantel viajaba a su estadio donde enfrentaría al Mónaco por Champions League. El duelo fue suspendido y jugado un día después.