[Uno a Uno] Chile fue un lamento: Díaz errático, Vidal impreciso, Alexis hastiado y Pizzi sin respuestas - RedGol

[Uno a Uno] Chile fue un lamento: Díaz errático, Vidal impreciso, Alexis hastiado y Pizzi sin respuestas

La Roja no encontró los caminos en La Paz y cayó con justicia ante Bolivia después de 17 años en la altitud. 

Claudio Bravo: Pese a que tuvo una muy mala salida al principio y propició una jugada de Marcelo Moreno Martins, luego estuvo bien. Un buen corte por abajo cuando se confió Marcelo Díaz, mató un balón que le envió Jhasmani Campos iniciando el segundo tiempo donde el rebote era peligroso y luego metió un manotazo ante un centro peligroso.

Mauricio Isla: Tuvo dos pasadas correctas después de la primera media hora, una de ellas para la más clara en pies de Arturo Vidal. En el segundo tiempo se diluyó.

Gary Medel: Un buen cierre a Moreno Martins en el primer tiempo, algunos problemas en detenidas y sobrepasado por momentos dado que el mediocampo no colaboraba mucho en cortar las acciones en el primer tiempo.

Paulo Díaz: Pese a los problemas generalizados de la defensa chilena en pelotas paradas, fue uno de los destacables de la Roja en una jornada nefasta. Buenos cierres y retrocedió rápido en las contras en los primeros minutos, cuando más apretaba Bolivia.

Jean Beausejour: Recién en el segundo tiempo se animó a pasar algo, pero sin peligro. Ahogado, sin profundidad y sobrepasado en la marca.

Francisco Silva: Juan Carlos Arce y Pablo Escobar le hicieron constantemente el 1-2 en los primeros 20 minutos del primer tiempo, pero cuando les tomó la mano se transformó en el mejor de Chile. Atento, a la altura, correcta entrega, buen despliegue. Como para pensar en un relevo definitivo en el corte en el 11 estelar.

Marcelo Díaz: Le quedó mucho espacio a la espalda que aprovechó en el primer tiempo Jhasmani Campos y Pablo Escobar haciendo la diagonal. Se confió en un balón muy peligroso que cortó Claudio Bravo con los pies y la mano fue indiscutible para el penal boliviano. Por contrapartida, tuvo un buen pase filtrado a Mauricio Isla en la más clara del primer tiempo, pero en su trabajo, que es la refriega, al debe.

Pedro Pablo Hernández: Tuvo algunos chispazos pero se vio muy afectado por la altitud. Poco claro para dar salida y no ayudó mucho tampoco en la refriega.

Arturo Vidal: Muy errático. Le costó siempre controlar el balón, no le tomó la mano a la altitud e intentó por todos los medios hacer algo más pero, pese a la esfuerzo, resultó infructuoso.

Eduardo Vargas: Perdido, no le llegó ninguna, no se pudo recoger para hacer fútbol y tampoco pudo hacer desgaste con su velocidad en zona ofensiva.

Alexis Sánchez: Hastiado, rabeando con medio mundo y tampoco pudo desnivelar con detenidas. No es bueno pensar que quizás su frustrado paso al Manchester City lo sacó de foco, pero al menos eso demostró. Eso sin contar la amarilla que recibió que lo borró del próximo partido que es más vital que nunca.

(62’) Esteban Paredes: Lo iban a poner, después no y después sí. Sus características no eran las idóneas para un partido con esas condiciones geográficas y con un Chile que no lograba generar desde mediocampo hacia arriba.

(65’) Jorge Valdivia: No logró cambiar la historia y tampoco tener el balón para profundizar desde el mediocampo hacia adelante. No fue solución.

(80’) Leonardo Valencia: No pudo dar velocidad al último cuarto de cancha ni tampoco desnivelar en el mano a mano, que es lo que, presumiblemente, se buscó con su ingreso.

DT Juan Antonio Pizzi: Su momento más oscuro al mando de la Roja con una pasada impensadamente horrible en esta doble fecha. Sin ninguna respuesta. Chile aguantó el chaparrón de los primeros 20 minutos que era previsible y cuando encontró el balón al final del primer tiempo, se pensaba que saldría a obtener el triunfo en el complemento. Pero de ahí en más no pateó al arco de Carlos Lampe. Inentendible que retrasara el ingreso de Esteban Paredes para realizarlo de igual manera tras el penal de Juan Carlos Arce y se demoró una eternidad en detectar que a Marcelo Díaz le estaban ganando la espalda todo el partido. La altitud es un tema, pero lo cierto es que Chile no le pudo hacer un gol a este equipo boliviano en 180 minutos y hoy el fallo del TAS lo tiene aún con vida. Su rendimiento en Clasificatorias es discreto y en algo lo está atenuando la Centenario desde México en adelante y la digna Confederaciones. Pero si no se va al Mundial...