El ofensivo Cheíto Ramírez y la opción de dirigir en un grande: “Estoy preparado para las altas exigencias” - RedGol

El ofensivo Cheíto Ramírez y la opción de dirigir en un grande: “Estoy preparado para las altas exigencias”

En conversación con La Tercera, el adiestrador del cuadro quillotano reconoció que tiene confianza en su trabajo y no le incomodaría dar el salto a Colo Colo o Universidad Católica si Pablo Guede y Mario Salas no se afirman. 

Miguel Ramírez es uno de los directores técnicos destacados este semestre luego de un trabajo sostenido en San Luis que tienen a los Canarios entre los protagonistas del Torneo de Transición y con vida aún en los cuartos de final de Copa Chile.

Con Pablo Guede criticado en Colo Colo y Mario Salas entre cuestionamientos, el Cheíto aparece entre los candidatos a asumir en los próximos meses al Cacique o la UC, clubes que defendió como jugador.

“Estoy preparado para las altas exigencias, para darme cuenta de que a San Luis lo miran con otros ojos. Ya no nos ven como equipo chico, nos ven como equipo fuerte. Ahora me tengo que preparar porque cada vez que venga un equipo a jugar a Quillota no va a ser fácil. Va a ser como lo fue con Wanderers o la U, que perdió toda identidad para jugarnos de una forma totalmente distinta. Nos jugaron de chico a grande, esperándonos y saliendo de contra”, dijo Ramírez a La Tercera.

Agregó que con San Luis “apostamos a ser protagonistas y un equipo corto, que siempre está presionando en campo contrario. Tenemos vocaciones ofensivas en todas las líneas. Nuestros achiques, cuando perdemos la pelota, son hacia arriba y no hacia atrás. San Luis no especula”.

Siguió complementando: “como defensa me gustaba mucho anticipar, ir hacia arriba, ser el primero en iniciar el ataque. Mi actitud de vida es siempre ir hacia adelante, querer crecer, mejorar, lograrlo todo, ser proactivo y vivir el día a día con pasión. Busco generar eso en los jugadores”.

Respecto a su personalidad y cualidades como jefe del cuerpo técnico, Ramírez explicó que le gusta dar ciertas licencias, pero la decisión final corre por cuenta suya.

“Todos los entrenadores tenemos nuestra forma de liderar. Acá en San Luis, mi liderazgo es democrático autoritario. En el fondo, a mi cuerpo técnico le permito compartir su opinión y le exijo darme respuestas de lo que sucede, pero el que toma la decisión final soy yo. Con los jugadores pasa lo mismo. Los hago participar, pero el que decide soy yo. Siempre busco lo mejor para el equipo. Para mí no hay nadie más importante que el equipo”, sentenció.

Foto: Agencia UNO