[Video] A 10 años del Puerto Ordazo, la bomba de indisciplina en la Roja que exigió el debut de la Generación Dorada - RedGol

[Video] A 10 años del Puerto Ordazo, la bomba de indisciplina en la Roja que exigió el debut de la Generación Dorada

Durante la participación de la Roja en la Copa América 2007 en Venezuela seis jugadores protagonizaron uno de los hechos de indisciplina más importantes de la historia del equipo nacional. Recibieron 20 partidos de suspensión cada uno y provocaron la salida de Nelson Acosta de la banca.

En la madrugada del 5 de julio del 2007 la Selección Chilena vivió uno de los episodios más graves de indisciplina en su historia luego del ya célebre Puerto Ordazo durante la Copa América de Venezuela. Con Jorge Valdivia, Jorge Vargas, Pablo Contreras, Rodrigo Tello, Reinaldo Navia y Álvaro Ormeño como protagonistas, la Roja sufrió un terremoto de proporciones importantes.

Todo ocurrió en la noche del empate sin goles de Chile ante México en la tercera fecha del Grupo B de la Copa y tuvo como protagonistas a los seis seleccionados, casi todos referentes en ese momento del plantel.

La noche de jarana y descontrol tuvo dos partes. En la primera hubo consumo de alcohol en las habitaciones del hotel y luego ocurrieron agresiones verbales de carácter sexual que lanzaron Valdivia, Vargas, Contreras, Tello y Navia a algunas trabajadoras del recinto.

Cerca de las 7 de la mañana los cinco jugadores ya mencionados, Ormeño no estaba en condiciones de abandonar su habitación según confirman las crónicas de la época, protagonizaron un vergonzoso episodio donde hubo juegos en la mesa del comedor y lanzamiento de alimentos.

Los jugadores fueron invitados a calmarse por algunas trabajadoras del hotel pero les respondieron con insinuaciones de carácter sexual que fueron relatadas, pese al intento de la comitiva de censurar, por las propias afectadas.

"Le faltaron al respeto a la señora de la cocina, a la señora de la limpieza. Son palabras muy groseras, le preguntaron si alguna vez le habían hecho el sexo con la boca", comentó una de las testigos.

Tres días después el equipo nacional fue masacrado por Brasil 6-1 y quedó eliminado en cuartos de final del torneo. Incluso alguno de los involucrados en la noche de descontrol jugaron, pero sólo el golazo de Humberto Suazo logró limpiar la imagen nacional. En el arco estaba un joven Claudio Bravo que se descargó con los indisciplinados y el mal juego mostrado frente al equipo de Dunga que se coronó campeón.

Chile formó esa noche con: Claudio Bravo; Álvaro Ormeño, Ismael Fuentes, Pablo Contreras y Gonzalo Jara; Gonzalo Fierro, Arturo Sanhueza, Manuel Iturra, Mark González, Humberto Suazo y Juan Gonzalo Lorca. Ingresaron Matías Fernández, José Luis Cabión y Jorge Valdivia.

"Si sales a hueviar un día, mátate dentro de la cancha. Fuera de ella haz las hueas que quieras. Yo me quedo tranquilo, porque tratamos de entregar todo. Nos vamos tristes, porque podríamos haber perdido pero no como perdimos hoy" , tiró el ahora capitán que empezaba a escribir su historia.

Tras eso, el 10 de julio la ANFP, que en ese momento era presidida por Harold Mayne Nicholls, sancionó con 20 partidos de castigo para cada uno de los implicados. “El directorio repudia cualquier acto de indisciplina que se produzca al interior de cualquier de las selecciones nacionales de fútbol… se recabó directamente por este directorio, la información necesaria de la gerencia y personal del hotel ya señalado y de los estamentos de la ANFP presentes en Puerto Ordaz”, rezaba el comunicado emanado desde Quilín. Esto sólo un año después del Dublinazo que tuvo a Reinaldo Navia y Mark González como protagonistas en una noche de alcohol y trabajadoras sexuales en el hotel de concentración.

Tras la portentosa eliminación ante Brasil y los graves hechos de indisciplina, Nelson Acosta puso fin a su último ciclo al mando de la Roja, proceso que fue relevado por el de Marcelo Bielsa. Historia más que conocida y que comenzó cerca de tres semanas después del Puerto Ordazo.

De los seis, Ormeño se defendió al decir que no estuvo presente en el desayuno y le fue rebajado su castigo a 10 partidos. Jorge Vargas y Reinaldo Navia no volvieron al equipo nacional, mientras que Rodrigo Tello, Jorge Valdivia y Pablo Contreras fueron nuevamente nominados por Marcelo Bielsa. Pese a la prohibición inicial, el Mago y el zaguero volvieron a ser capitanes del equipo.

Este descalabro ocurrió semanas después del Mundial sub 20 del 2007 en Canadá, torneo que provocó el inicio de la Generación Dorada. Buena parte de ese equipo empezó a tomar poco a poco protagonismo en la nueva selección chilena. Igualmente no fue el último episodio de descontrol de seleccionados nacionales, ya que luego se vivieron varios, como el Tavelazo, el choque de Arturo Vidal durante la Copa América o el famoso Bautizazo.

Tras el escándalo de Copa América 2007, el primer duelo de Chile fue una derrota 2-1 ante Suiza en el debut de Marcelo Bielsa el 6 de septiembre. En ese partido la Roja formó con: Claudio Bravo; Cristián Álvarez (Gonzalo Fierro), Miguel Riffo, Ismael Fuentes, Arturo Vidal (Marco Estrada), Manuel Iturra, Mauricio Isla (Luis Jiménez), Matías Fernández, Alexis Sánchez y Humberto Suazo (Marcelo Salas).

Casualmente en ese duelo Alexis Sánchez anotó su primer gol en la Roja tras asistencia de Vidal y dieron comienzo formal a la era de la Generación Dorada de la Selección Chilena.

Videos: Gentileza Canal 13 y TVN