Dani Alves: "Antes de irme a la Juventus le advertí a la directiva del Barcelona: 'Van a extrañarme'" - RedGol

Dani Alves: "Antes de irme a la Juventus le advertí a la directiva del Barcelona: 'Van a extrañarme'"

El lateral derecho de la Juventus escribió un largo testimonio de su carrera en la aclamada web The Players Tribune.

Dani Alves, que estuvo 8 años defendiendo la camiseta del Barcelona, quiso revelar cómo se ha sentido luego de su salida en la aclamada web The Players Tribune.

El lateral brasileño de 34 años reconoció que todavía tiene al Barcelona en su sangre, pero que terminó dolido con los directivos que lo dejaron ir.

"La verdad es que Barcelona sigue en mi sangre ¿Fui despreciado por el consejo de administración antes de que saliera del club el verano pasado? Absolutamente. Eso es simplemente lo que siento, y no pueden desmentirme", manifestó.

Luego, añadió: "Antes de ir a la Juventus, hice una última promesa a la directiva en Barcelona y les dije: 'Van a extrañarme'. No lo dije como un jugador, el Barça tenía muchos jugadores increíbles, lo que quería decir era que iban a echar de menos mi espíritu, que iban a echar de menos la atención que tenía para el vestuario. Iban a extrañar la sangre que derramé cada vez que me puse la camisa".

Sobre la final de la Champions de este sábado ante el Real Madrid, comentó: "Puedo ganar mi título número 35 en 34 años en este mundo. Es una oportunidad especial para mí y no tiene nada que ver con demostrarle a la directiva del Barça que se equivocaron al dejarme ir".

En tanto, dejó una sabrosa anécdota sobre Leo Messi a sus lectores: "Recuerdo que (antes) en un entrenamiento con el Barça, Messi estaba haciendo cosas con el balón a los pies que desafiaban a la lógica. Claro que era lo que él hacía cada día. Sólo que ese día en particular había algo diferente.

"Tengo que hacer hincapié en que fue un entrenamiento extremadamente intenso. No estábamos perdiendo el tiempo. Messi estaba sorteando defensas y acabando la jugada como un ‘killer’. Cuando pasó por mi lado le miré las botas y pensé ‘no puede ser, es una broma’. Entonces él regresó y volví a fijarme, pensando ‘es imposible’ . Y a la tercera vi que no me equivocaba. ¡Llevaba los cordones desatados! ¡Los dos!".

"Este tipo está jugando contra los mejores defensores del mundo, simplemente flotando alrededor del campo. Y está actuando como si fuera un domingo en el parque, ese fue el momento en que supe que nunca volvería a jugar con alguien como él en mi vida".