Columna MEDS: ¿Cómo y cuándo volver a jugar fútbol tras una lesión muscular? - RedGol

Columna MEDS: ¿Cómo y cuándo volver a jugar fútbol tras una lesión muscular?

Columna de Clínica MEDS.

El fútbol es uno de los deportes que genera una alta incidencia de lesiones dentro de quienes lo practican de forma amateur o profesional. La gran mayoría de los futbolistas vuelve a jugar sin. Pero ¿cómo y cuándo determinar el regreso a las canchas de la manera más óptima?

Dado por los factores intrínsecos y extrínsecos de cada futbolista, considerando la edad, nivel de juego, tipo de entrenamiento, alimentación, temperaturas, clima y hasta las condiciones de la cancha, como así también la genética y posibles alteraciones músculo – esqueléticas del jugador, los especialistas manejan, en general, una línea de tratamientos y rehabilitación específica para cada uno de ellos, con el objetivo de reintegrarlos al deporte lo antes posible y en las mejores condiciones, especialmente cuando son profesionales.

Según explica el Dr. Cristóbal Sáez , Traumatólogo de Clínica MEDS y médico de la Selección chilena de Fútbol Sub 20, el apoyo de estudios imagenológicos y biomecánicos para cualquier lesión, son esenciales y certeros para determinar el primer paso a seguir tanto en el tratamiento como en el Reintegro Deportivo. “Estos ayudan a detectar la zona afectada, el grado de lesión y la evolución mientras el paciente se rehabilita. Además, entregan información sobre el avance de la recuperación”, explica el especialista.

El registro que lleva la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), de las lesiones más recurrentes en este deporte destacan, por ejemplo:

LESIONES MIOTENDINOSAS

Aquí resaltan particularmente los desgarros de los músculos isquiotibiales y cuádriceps. Un desgarro muscular es el daño que se produce en las fibras del músculo y de aquellas que lo sostienen atado al hueso. Es la lesión conocida como el “tirón” o “pinchazo” muscular.

Tratamiento Convencional: Algunas personas pueden recuperarse de un desgarro muscular en un par de semanas, mientras que a otras podría tomar meses según la magnitud de la misma. En estas circunstancias, el paciente debe volver a visitar a su médico si estos síntomas persisten por más de tres meses. También, si aparece atrofia muscular, excesivo dolor, hinchazón y cambios en el color de la piel, se debe buscar ayuda médica para tratarlo. Mientras el jugador llega a la consulta médica, lo mejor es inmovilizar la pierna y hacer reposo.

Reintegro Deportivo: Previo al retorno de las actividades, comienza la etapa de rehabilitación, que regularmente es después de las 48 a 72 horas de haber sido evaluado y diagnosticado por un médico. Ésta se inicia con una movilización y activación progresiva de los músculos dañados con leves ejercicios de resistencia, y luego con los que corresponden a recobrar fuerzas. Mientras se realiza la terapia nunca debe doler, si éste aparece, reduce las cargas porque podrías generar daños colaterales. Cuando ya sientas seguridad de volver a todo tipo de movimientos y estiramientos de la zona comprometida, el reintegro deportivo deberás realizarlo con programas que te ayuden a volver a ganar fuerza, balance y potencia. Uno de los más recomendados para volver al fútbol son las sesiones de carreras cortas y bicicleta en distintos terrenos y pendientes.