Comandante Salas está dichoso con el Tanque Silva, pero quiere otro defensa: "Veremos si quedan luquitas" - RedGol

Comandante Salas está dichoso con el Tanque Silva, pero quiere otro defensa: "Veremos si quedan luquitas"

El entrenador de Universidad Católica avisó que el plantel no está cerrado y que desde mañana podrá trabajar con todo el contingente, cuando se sumen el ariete uruguayo y los seleccionados Toselli, Fuenzalida y Maripán.

La llegada de Santiago Silva a Universidad Católica templó el ánimo de los hinchas cruzados, que veían con estupor la falta de un hombre gol luego de la partida de Nicolás Castillo al fútbol mexicano. Sin embargo, el técnico estudiantil, Mario Salas, no quiere cerrar el mercado todavía y anunció que irá por un defensor.

"Queríamos traer a alguien en el bloque defensivo, pero se han hecho otras cosas importantes, como retener a jugadores y eso es un gasto. Conversaremos con la gerencia deportiva, para ver si alcanza con el presupuesto y ver qué hacemos, pero en general estoy contento con el plantel que tengo", declaró el estratega universitario, que volvió a Chile tras la gira por Perú.

"Hemos optado por darle tranquilidad a los jugadores que están, porque se lo han ganado en UC. Vamos a ver si quedan algunas luquitas. Esperaremos esa reunión con la dirigencia", agregó el Comandante, quien ahora irá en búsqueda de un defensor central.

Silva se reunirá mañana con el resto del plantel en los entrenamientos, al que también se incorporarán los tres jugadores que estuvieron con la selección chilena en la China Cup, José Pedro Fuenzalida, Guillermo Maripán y Cristopher Toselli, quienes podrían ser incluidos en el viaje a Argentina, donde los cruzados se enfrentarán con Rosario Central el próximo viernes.

El bicampeón del fútbol chileno tendrá su estreno oficial en el Torneo de Clausura cuando reciba a San Luis el próximo 5 de febrero. La Copa Libertadores reserva acción para marzo, donde la UC enfrentará el grupo ante Flamengo, San Lorenzo y un equipo por definir.

Fotos: Agencia Uno