Inglés volvió a jugar tras cuatro años y medio, luego de romperse cuatro ligamentos y un tendón de la rodilla - RedGol

Inglés volvió a jugar tras cuatro años y medio, luego de romperse cuatro ligamentos y un tendón de la rodilla

El caso de Shaun Barker debe ser uno de los más notables en el último tiempo en el fútbol. El zaguero se lesionó durísimamente en marzo del 2012 y recién hace algunos días disputó nuevamente un partido profesional.

El futbolista británico Shaun Barker volvió al fútbol tras cuatro años y medio recuperándose de una espantosa lesión que le cortó cuatro ligamentos -los dos cruzados y los dos laterales - y un tendón de su rodilla, además de dejarle un hoyo del porte de una moneda en su tibia.

En marzo del 2012 el zaguero sufrió una dura torsión en su pierna derecha tras un choque con su propio arquero que le provocó la destrucción de su rodilla. En ese momento defendía al Derby. Tras eso comenzó una larga recuperación que incluyó cinco operaciones de rodilla tras romperse los ligamentos y tendones de su rodilla, que le dejaron una cantidad importante de cicatrices por el resto de su vida. Tuvo que pasar ocho días en el hospital totalmente dopado para aguantar el dolor y viviendo un mes en el primer piso de su casa por la imposibilidad de moverse por las escaleras.

El problema del zaguero comenzó poco después ya que no podía hacer nada sin que tuviera que sentarse y ponerse hielo para bajar la hinchazón y el profundo dolor que sentía.

“No podía estar parado por 10 minutos sin mi rodillera. Después de cada cosa que hacía tenía que sentarme y poner hielo en mi rodilla. Tu vida entera cambia por eso. No podía hacer nada con mis hijos o mi señora”, explicó el zaguero al DailyMail.

Tuvo que sufrir largos meses de trabajo kinésico, que en sus propias palabras le producía un dolor agonizante y que le impedía mover más que algunos centímetros la rodilla.

Pese a que después de dos años la lesión empezó a quedar atrás, incluyendo viajes a Estados Unidos y Alemania para tratarse, su cuerpo quedó totalmente desbalanceado muscularmente debido a la fuerza que hacía sobre el lado sano, lo que extendió aún más su recuperación y su puesta a punto.

Incluso logró jugar algunos partidos el año pasado por la sub 21 del Derby, pero los problemas en el balance de su cuerpo le impidieron seguir y le obligaron a continuar con trabajos médicos un año más.

La recuperación tuvo de todo, desde la kinesiología con golpes eléctricos, hasta un tratamiento de cinco días en Alemania con reutilización de su sangre y que sirvió como desiflamatorio.

Las ganas y la voluntad de Barker fueron determinantes para su retorno y tras cinco operaciones, 30 aspiraciones para drenar el líquido de su rodilla y tras un año sin club, logró redebutar en un duelo profesional contra su ex equipo el Derby, ahora defendiendo a Burton Albion.

Barker estuvo el último año sin club tras terminar su vínculo con el Derby, pero su ex técnico, el hijo del histórico Brian Clough, Nigel, lo convenció para que se sumara al Burton y pudiera regresar a la actividad que estuvo a detalles de dejar.

El zaguero tiene 33 años y tras su redebut remarcó que “tener esos 90 segundos era lo que más necesitaba y quería; lograr eso fue muy importante para mí y fue como el término de un viaje y ahora el comienzo de otro”.

Baker ingresó con su equipo ganando 1-0 con el partido apretado y comentó que en esos momentos es cuando más disfruta del fútbol: "Esos 10 minutos de los partidos cuando estás 1-0 arriba y tienes que mantenerte firme, ahí es cuando crezco y disfruto del fútbol. El jefe sabe eso; él sabe que puede hacerme ingresar a cabecear el balón. Cuando ingresé la otra noche pensé, sí, esto es lo que me he perdido".

Barker volvió al fútbol como suplente en el minuto 90+2´ del partido en que su equipo venció al Burton. Tal como él lo dijo, el inicio de una nueva vida.

Fotos: DailyMail