Castro de joven era futbolista: “Era delantero, corría bastante, me ayudó a tener voluntad y espíritu de lucha” - RedGol

Castro de joven era futbolista: “Era delantero, corría bastante, me ayudó a tener voluntad y espíritu de lucha”

El fallecido ícono mundial tuvo una potente relación con el deporte y pese a que el fútbol nunca estuvo dentro de sus mayores preferencias, sí lo practicó y jugaba de centrodelantero, aprovechando su grandeza física. En la foto de equipo Castro es el segundo de izquierda a derecha.

Fidel Castro es un consagrado promotor del deporte y bajo su régimen en Cuba su país se transformó en una potencia olímpica y líder latinoamericana del deporte. Se conoce mucho de su fanatismo por el básquetbol y su cercanía con el béisbol, pero poco se conoce sobre su pasado como futbolista. Fugaz, efímero, pero inolvidable. Como un gol.

Si bien la gran relación de Fidel con el fútbol es por su amistad con el revolucionario Diego Armando Maradona, Castro también lo jugó cuando pequeño y aprovechando su portentosa altura, medía 191cms, se ubicó de delantero y buscaba anotar.

Esto fue confesado por el propio Fidel, que en declaraciones reproducidas por El País de España, recordó que además de potenciar su capacidad física, le entregó voluntad de lucha y esperanza. Algo clave para cualquier delantero.

“Era delantero, corría bastante. Fue en quinto grado cuando empecé‚ en el colegio Dolores, en Santiago de Cuba, en un patio de cemento, y el balón no era como los de ahora. El fútbol me ayudó a tener voluntad, a ejercer mi capacidad de resistencia física, me produjo placer, satisfacción, espíritu de lucha y competencia” , explicó Fidel en una de sus miles de entrevistas.

La unión de Fidel con el fútbol ocurrió en el colegio de Belén en La Habana en Cuba, una institución jesuita que era liderada por el cura catalán Pedro Ferré Elías a comienzos de la década de los 40. Así lo recuerda su ex compañero de equipo Armando Montes de Oca Arce.

“Fidel era un futbolista de calidad regular. Pero era corpulento, musculoso, un jugador muy fuerte y, sobre todo, muy bravo. Ocasionalmente jugaba. No era un jugador titular en el equipo, pero le gustaba el fútbol” , explicó.

Montes de Oca Arce recordó un partido entre Belén y Casa de Beneficiencia y Maternidad. Ahí Fidel disputó el duelo: “Era un terreno de cortas dimensiones. No tenía hierba, era un campo malísimo. Ese día fue tomada lo que es quizás la única o una de las pocas fotografías del Fidel futbolista”, remarcó.

Ese duelo fue ganado por el equipo de Fidel, aunque el compañero “no recuerda si marcó ese día”, aunque sí recuerda la delantera de ese equipo que jugaba con un vintage: 1-2-3-5 y era compañero, en el más estricto rigor del concepto, de otros ágiles: Piélago, Castro, Diego, Ignacio y Pasín.

Foto: Getty Images/Agencias